Autor: Roberto Aretxaga-Burgos

Autor: Roberto Aretxaga-Burgos
Roberto Aretxaga-Burgos

1. FRONTERAS DE LA FILOSOFÍA: ¿ESTAMOS SOLOS EN EL UNIVERSO?


1.1. UN HECHO SORPRENDENTE E INQUIETANTE

En 1984 fue hallado en Allan Hills (Antártida) un meteorito al que se designó como ALH84001. En 1993 quedó establecida su procedencia marciana. La roca, que pesa 1,9 kg., fue arrancada de Marte hace 16 millones de años y cayó en nuestro planeta hace 13.000 años. Se le calcula una antigüedad de 4.500 millones de años, aunque estudios más recientes (T. J. Lapen et al., 2010) la sitúan en 4.091 millones de años. Actualmente se conserva en el Centro Espacial Johnson (Houston, Texas). Pero lo más interesante aguardaba en su interior, donde se descubrió una sorprendente e inquietante estructura microscópica (a la derecha, en falso color).

La apariencia biomorfa de dicha estructura (asimetría y formas redondeadas y suaves, sin caras cristalinas), debida en parte a la preparación para su observación al microscopio electrónico, llevó en 1996 a Mckay y su equipo (Science, 16/08/1996) a considerarla resultado de una actividad biológica (biogénesis). Pero las conclusiones de este estudio pronto fueron objeto de una intensa polémica. Más recientemente (Science, 16/01/2009) una investigación sobre biomorfos de sílice ha demostrado la posibilidad de generar estructuras imitando las formas vivas (biomorfas) con materiales inorgánicos, lo que ha supuesto un grave revés para la validez del criterio morfológico como biomarcador en astrobiología. Este descubrimiento habría incidido decisivamente en el debate sobre el origen biológico de la estructura hallada en el ALH84001 de no haber sido resuelto antes a través de otra línea de investigación.

En efecto, los nuevos análisis de la estructura llevados a cabo el año 2000 apoyaron las controvertidas conclusiones de los realizados en 1996 por el Dr. Mckay, en los que se apuntaba a su posible origen biológico. Los nuevos estudios demostraron que la cadena de cristales de magnetita contenida en el meteorito marciano es idéntica a las formadas en nuestro planeta por la bacteria magnetotáctica MV-1. El comportamiento de las bacterias magnetotácticas confiere propiedades específicas a esas cadenas que ningún proceso inorgánico podría generar, y esas propiedades también están presentes en la estructura hallada en el meteorito marciano. Según los investigadores, ésto confirmaría la naturaleza biogénica de la estructura encontrada en el interior del ALH84001, por lo que nos hallaríamos ante el fósil más antiguo descubierto hasta la fecha (3.600 millones de años).

Pero, aun resuelta positivamente la cuestión del origen biológico de la estructura, todavía quedaría por determinar su origen extraterrestre, pues no ha sido descartada la posible biocontaminación del meteorito con microorganismos terrestres.

Además, un estudio publicado en 2010 (Shaheen, Thiemens, et al., 08/11/2010) reabre la posibilidad de un origen no biogénico (químico) de la estructura.

Meteorito ALH84001

Detalle de la estructura biomorfa hallada en el meteorito ALH84001
   

1.1.1. ALGUNOS ANTECEDENTES

No es éste ni el único ni el primer caso de meteorito del tipo "condrito carbonoso" analizado, aunque si el de mayor impacto mediático (hasta la fecha). Ya en 1834, el químico sueco Jacob Berzelius estudió el meteorito ALAIS (caído en Francia en 1806), en el que creyó encontrar indicios de vida extraterrestre. Más tarde, en 1961, se analizó el ORGUEIL (caído en Francia en 1864), y posteriormente el MURRAY (caído en 1950), obteniéndose similares resultados. 2008 ha visto renovar el interés científico y mediático por el meteorito IVUNA, caído en Tanzania en 1938, que será sometido a futuros análisis.

Pero el más interesante es el meteorito MURCHISON, caído en Australia el 29 de septiembre de 1969. Aislado inmediatamente para evitar su biocontaminación, su análisis arrojó un resultado sorprendente: además de moléculas orgánicas, había en él también elementos organizados similares a las microesferas de Fox (consideradas por algunas teorías como el origen de la vida en la Tierra). El Murchison ha sido nuevamente actualidad en 2008: los resultados del análisis del mismo llevado acabo por la Dra. Zita Martins y su equipo, publicados bajo el título Extraterrestrial Nucleobases in the Murchison Meteorite en la revista científica Earth and Planetary Science Letters (15 de junio de 2008), concluyen: "These new results demonstrate that organic compounds, which are components of the genetic code in modern biochemistry, were already present in the early solar system and may have played a key role in life’s origin".

En marzo de 2011, un artículo publicado en Journal of Cosmology: Fossils of Cyanobacteria in Cl1 Carbonaceous Meteorites, en el que se exponen los resultados del estudio con microscópio electrónico de fragmentos de los meteoritos Ivuna, Alais y Orgueil, afirmando la existencia de fósiles bacterianos extraterrestres, ha abierto un nuevo frente en la polémica sobre la existencia de fósiles extraterrestres en meteoritos: Scientists dubious over claim of alien life evidence in meteorite (pincha aquí para consultar la versión en español).


1.2. UNA PREGUNTA CON RAÍCES HISTÓRICAS: DE LA ESPECULACIÓN RACIONAL A LA CIENCIA EXPERIMENTAL


"Pues los hombres comienzan y comenzaron siempre a filosofar movidos por la admiración; al principio, admirados ante los fenómenos sorprendentes más comunes; luego, avanzando poco a poco planteándose problemas mayores, como los cambios de la luna y los relativos al sol y a las estrellas, y la generación del universo. Pero el que se plantea un problema o se admira, reconoce su ignorancia." (ARISTÓTELES (filósofo griego del s. IV a. C.): Metafísica I, 982b12-18).


"Hay infinitos mundos, sean semejantes o desemejantes; pues siendo los átomos infinitos, como ha poco demostramos, son también llevados remotísimamente. Ni los átomos (de los cuales se hizo o se pudo hacer el mundo) quedaron asumidos en un mundo ni en infinitos; en semejantes a éste, o en desemejantes. Así, no hay cosa que impida la infinidad de mundos." (EPICURO (filósofo griego, s. IV-III a. C.): Carta a Herodoto).


"Anaximandro... dice que el ápeiron es la causa entera de la generación y destrucción de todo, a partir de lo cual -dice- se segregan los cielos y en general todos los mundos, que son infinitos." (Pseudo Plutarco (sobre ANAXIMANDRO, filósofo griego del s. VI a. C.), Strom., 2, Fragmentos de los presocráticos, Diels-Kranz 12 A 10).


"Por lo cual, una vez más, fuerza es reconocer que hay en otras partes otras combinaciones de materia semejantes a este mundo que el éter ciñe con ávido abrazo. Además, cuando hay materia disponible en abundancia, espacio a discreción y no hay obstáculo ni razón que se oponga, deben, no hay duda, iniciarse procesos y formarse cosas. Pues bien, si tan grande es el caudal de átomos que no alcanzaría a contarlos la vida entera de los seres vivientes, y persiste en ellos la misma propiedad natural de juntar en cualquier sitio los elementos, del mismo modo que los agregó en nuestro mundo, necesario es reconocer que en otras partes deben existir otros orbes de tierras, con diversas razas humanas y especies salvajes." (LUCRECIO (poeta y filósofo romano, del s. I a. C.), De Rerum Natura, Libro II. De la Naturaleza. Barcelona: Planeta, 1987, pp. 67-68).


"Existen innumerables soles; hay innumerables tierras que giran alrededor de estos soles, de manera similar a como los siete planetas giran alrededor de nuestro sol. [...] Hay seres vivientes que habitan estos mundos." (GIORDANO BRUNO, (Astrónomo, filósofo y poeta italiano del s. XVI), De l’infinito, universo e mondi, 1584).


"Among these objectives [in exploring the other celestial bodies], the study of life beyond the earth, which we term “exobiology”, is the most subtle and demanding, for it insists: ‘Know thyself’ " (JOSHUA LEDERBERG (American molecular biologist, Nobel Prize in Physiology or Medicine, 1958) "Life Beyond the Earth", Stanford Today (Stanford University, California), 1963, n. 7, p. 1)
"Entre estos objetivos [de la exploración de otros cuerpos celestes], el estudio de la vida más allá de la Tierra, al que denominamos “exobiología”, es el más sutil e inquisitivo, por insistir en el ‘conócete a ti mismo’ ". (JOSHUA LEDERBERG (biólogo molecular estadounidense, Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1958), "Life Beyond the Earth", Stanford Today (Stanford University, California), 1963, nº 7, p. 1).



"El descubrimiento de vida en otro planeta es posiblemente uno de los avances científicos más importantes de este siglo, no sólo de la década, y comportaría enormes implicaciones filosóficas." (Comité del Congreso decenal de 2001 sobre astronomía y astrofísica: "Astronomy and Astrophysics in the New Millennium", organizado por el National Research Council (Consejo Nacional de Investigación), USA).


LA CUESTIÓN de la posible existencia de vida en otros lugares del Universo distintos de nuestro planeta ha interesado al ser humano desde antiguo y, como acabamos de ver, está ya presente en los orígenes griegos del pensamiento occidental. Pero el interés por el tema de si estamos o no solos en el Universo presenta en la actualidad un carácter peculiar e inédito: los avances científicos del siglo XX en el estudio y comprensión del fenómeno de la vida en la Tierra, junto con los de las ciencias espaciales y sus desarrollos tecnológicos, brindan en el XXI a la humanidad, por primera vez en su historia, la oportunidad de abordar y resolver experimentalmente este inquietante enigma.

Desde esta perspectiva, y considerando el sentido hacia el que apuntan las espectaculares aportaciones de la astrobiología acerca del origen, evolución y distribución de la vida en el Universo, junto con los más recientes descubrimientos en materia de exoplanetas, no creo exagerado suponer que la solución de esa incógnita pueda estar cercana, y que su resultado genere cambios radicales en nuestra forma de entender el Universo, a nosotros mismos y nuestro puesto en él, marcando así un punto de inflexión en la historia del ser humano. Estas razones, unidas al tradicional interés de la filosofía por el fenómeno de la vida en sí, justifican sobradamente, a mi juicio, la necesidad de una reflexión seria y profunda, filosófica, sobre el particular.

En definitiva: el interés de la filosofía del siglo XXI por la cuestión de la vida extraterrestre, y sus implicaciones, no es otra cosa que la obligada actualización tecno-científica de su secular interés por el fenómeno de la vida en sí y de sus diferentes soportes y manifestaciones.


EN ESPAÑA, la situación de liderazgo alcanzada por la investigación astrobiológica contrasta con el escaso o nulo interés mostrado por parte de las instancias académicas hacia la reflexión filosófica y humanística que dicha actividad científica suscita, así como por sus implicaciones e impactos sociales y culturales. Mi objetivo prioritario hasta este momento ha sido reivindicar el interés de la cuestión en diversos medios y entornos científicos y académicos de nuestro país (instituciones, congresos, publicaciones...). Afortunadamente, aunque poco aún, algo está comenzando a cambiar al respecto.

CON ESTA PÁGINA que ahora visitas pretendo, sin embargo, salir fuera de ese marco académico. En ella encontrarás, junto con las aportaciones que vengo realizando al campo de la investigación en nuestro país sobre las implicaciones filosóficas de la búsqueda científica de vida extraterrestre (filosofía de la astrobiología / Philosophy of Astrobiology), una serie de herramientas (recursos en línea, lecturas recomendadas en español o el álbum de fotografías) diseñadas para facilitarte el acceso a información, materiales y sitios de calidad con niveles de dificultad diferentes, de modo que puedas elaborar tu propio itinerario a fin de formarte un juicio serio sobre la cuestión.

Roberto Aretxaga-Burgos
Miembro del Comité de REDESPA


2. UNA PREGUNTA ACTUAL Y CON SENTIDO



Carl Sagan, el célebre y añorado astrónomo norteameriano pionero de la astrobiología, posando junto a una réplica de la sonda Viking (NASA) para la exploración sobre el terreno del planeta Marte.




La Viking I amartizó en la llanura Chryse el 20 de julio de 1976 y disponía de un laboratorio robotizado para analizar el suelo marciano en busca de vida. Las misiones Viking (I y II) fueron las primeras expresamente diseñadas para detectar "in situ" la posible existencia de vida fuera de la Tierra. Los resultados de los experimentos automatizados efectuados en el suelo marciano fueron ambiguos y contradictorios. Sin embargo, en 2006, el astrobiólogo mexicano Rafael Navarro-González demostró -cfr. en la revista Proceedings (Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos)-la existencia de errores en los procedimientos de las Viking para detectar vida en el planeta rojo, proponiendo en consecuencia una revisión de los resultados de aquella misión.

La misión ExoMars de la Agencia Espacial Europea (ESA), cuyo lanzamiento está programado para 2018, retomará el objetivo de la Viking en un nuevo y más sofisticado esfuerzo por despejar la incógnita. Cuenta para ello con Urey, un laboratorio robótico financiado por la NASA un millón de veces más sensible que el del Viking, el cual analizará sobre el terreno muestras del regolito marciano buscando biofirmas (biosignatures).

Antes de ExoMars, la misión InSight, que ha recibido luz verde para su lanzamiento en marzo de 2016, estudiará exhaustivamente el subsuelo marciano.

Mientras tanto, la misión Mars Science Laboratory (MSL) trabaja desde el 6 de agosto de 2012 con el rover Curiosity sobre la superficie marciana intentando desvelar los misterios del planeta rojo.


José Antonio Rodríguez-Manfredi (izquierda) y el autor del blog, Roberto Aretxaga-Burgos.
J.A. Rodríguez-Manfredi es Jefe del Departamento de Instrumentación y Exploración Espacial del Centro de Astrobiología (CAB/INTA-NASA).
Es Desarrollador, Director de Misión (Mission Manager) y responsable del segmento de tierra del instrumento REMS que porta el Rover Curiosity (Misión Mars Science Laboratory (MSL) de la NASA, actualmente operativa). Rodríguez-Manfredi es, igualmente, desarrollador y responsable del segmento de tierra y de las especificaciones del software de vuelo del espectrómetro RSL de la Misión ExoMars (ESA) a Marte en 2018, así como el Investigador Principal del instrumento MEDA (Mars Environmental Dynamics Analyzer), que portará el rover de la misión Mars 2020 (NASA)
J.A. Rodríguez Manfredi ha colaborado en la Serie "Astrobiología y Filosofía" (III), de la revista Letras de Deusto (Universidad de Deusto, Bilbao)
---------------------------------------------------

"La cuestión de la posible existencia de vida en otros mundos ha interesado a la humanidad desde la antigüedad, y es una constante en el pensamiento occidental desde sus orígenes griegos. Sin embargo, dado el instrumental conceptual y material disponible en el pasado su tratamiento únicamente podía ser especulativo. Sólo en la actualidad la moderna ciencia astrobiológica, con sus potentes herramientas teóricas y tecnologías de última generación, ha conseguido fundamentar científicamente la idea de que el fenómeno de la vida, y quizá también el de la inteligencia, no sean una excepción terrestre."
(Roberto ARETXAGA-BURGOS; Ricardo CAMPO, "Vida extraterrestre: de la especulación a su búsqueda científica". AstronomíA (Tribuna de Astronomía), (Madrid) nº 88 (octubre 2006), p. 34.

Lo expresado en el texto anterior no es una posibilidad ni un deseo, sino una situación de hecho en la que nos encontramos ya inmersos, quiérase que no. Por ello, no hallo mejor explicación de lo que pretendo con relación al problema de la búsqueda científica de vida extraterrestre y sus implicaciones filosóficas, ni más sencillamente expuesta, que la expresada en cierta ocasión por un ilustre filósofo español a propósito de otro asunto, también de importancia:

"Siempre he considerado que la misión del escritor es prever con holgada anticipación lo que va a ser problema, años más tarde, para sus lectores y proporcionarles a tiempo, es decir, antes de que el debate surja, ideas claras sobre la cuestión, de modo que entren en el fragor de la contienda con el ánimo sereno de quien, en principio, ya la tiene resuelta"
(José ORTEGA Y GASSET, Meditación de la técnica, Madrid: Revista de Occidente, 1957 (3ª), p. 5).

Presentaremos seguidamente la astrobiología y su interés y relación con la filosofía sirviéndonos de numerosas citas de especialistas cualificados en la materia, con la intención no tanto de apelar a su autoridad (que la tienen) como de mostrar de manera clara, concisa y efectiva el sentido y la actualidad de la cuestión:

  • "IT IS ALSO CONCEIVABLE THAT A FORM OF LIFE exists on other planets which is very different, both functionally and chemically, from ours. Should this be the case we have the prospect of what amounts to a new science of biology based on principles other than those we now understand, In exploring other planets we must not ignore the capricious nature of evolution. We are confident that with the proper physical environment and conditions of temperature, atmosphere, and water, life would unquestionably have been able to arise elsewhere in the Universe. Once this has taken place, some sort of evolutionary development will occur. However, we cannot predict what forms of life will arise under a completely different set of physical conditions. We have never seen evolution operating under sets of planetary conditions which are atypical to the Earth, but can only speculate about the possibilities for nature in other parts of the Universe. Philosophers, for hundreds of years, have speculated on the origin, or origins, of life. It is entirely possible that life may have had more than one origin, in both location and time, but it is only through space exploration that any light will be cast on this question. It should also be recognized that the detection of life on any planet requires a study of the complete evolutionary history of that planet, through the use of many scientific disciplines".
    ("Es concebible, también, que en otros planetas exista alguna forma de vida muy diferente de la nuestra, tanto funcional como químicamente. Si tal sucediera tendríamos ante nosotros una nueva ciencia de la biología basada en principios distintos de los hasta ahora conocidos. Al explorar otros planetas no debemos pasar por alto la caprichosa naturaleza de la evolución. Estamos seguros de que con el entorno físico adecuado y las condiciones de temperatura, atmósfera y agua apropiadas, la vida surgiría necesariamente en cualquier lugar del Universo. Una vez sucedido esto, se verificará algún tipo de desarrollo evolutivo. Sin embargo, no podemos predecir qué formas de vida surgirán bajo un conjunto de condiciones físicas completamente diferentes. Nunca hemos visto a la evolución operando bajo un conjunto de condiciones planetarias extrañas atípicas en la Tierra, por lo que sólo es posible especular acerca de las posibilidades de la naturaleza en otras partes del Universo. Los filósofos, durante cientos de años, han especulado sobre el origen, u orígenes, de la vida. Es muy posible que la vida pueda haber tenido más de un origen, tanto en ubicación como en el tiempo, de modo que únicamente será posible arrojar algo de luz sobre esta cuestión a través de la exploración espacial. Es preciso reconocer que la detección de vida en algún planeta requeriría un estudio completo de la historia evolutiva de ese planeta mediante el empleo de muchas disciplinas científicas".)
(Richard S. YOUNG, Robert B. PAINTER, and Richard D. JOHNSON (Ames Research Center, Moffett Field, California). An analysis of the extraterrestrial life detection problem. Washington: Scientific and Technical Information Division, National Aeronautics and Space Administration (NASA), 1965, Introduction, p. 2).

  • "AL CABO DE SIGLOS DE CONFUSAS CONJETURAS, de especulaciones absurdas, conservadurismo indigesto y desinterés carente de toda posible imaginación, por fin ha llegado a su mayoría de edad el tema de la vida extraterrestre, y en la actualidad ha alcanzado una etapa práctica donde se la puede estudiar mediante técnicas rigurosamente científicas, una etapa en la que ha conseguido respetabilidad científica y en la que, asimismo, se entiende ampliamente su significado. Por esta razón, repito, la vida extraterrestre acaba de alcanzar su mayoría de edad."
(Carl SAGAN, La conexión cósmica, Barcelona: Orbis, 1986, p. 8. Cfr. en edición original: The Cosmic Connection, Anchor Press, New York, 1973 (1st. ed.), preface, p. viii)

  • "SOLO ESTUDIANDO LA VIDA EXTRATERRESTRE podremos evitar los riesgos inherentes al intento de obtener conclusiones generales acerca de la naturaleza de la vida, sobre la base única que representa el ejemplo de la biología terrestre."
(Christopher F. CHYBA, "El origen de la vida en un contexto cósmico" en El Universo de Carl Sagan, Madrid: Cambridge University Press, 1999, p. 82)

  • "THE PRACTICAL AND PHILOSOPHICAL SIGNIFICANCE of a successful contact whith an extraterrestrial civilization would be so enormous as to justify the expenditure of substantial efforts".
(Carl SAGAN, The Cosmic Connection, New York: Anchor Press, 1973 (1st. ed.), p. 197)

  • "UNA CONSIDERACIÓN MÁS FILOSÓFICA (de un posible éxito de SETI) repararía en que dicho encuentro ayudaría a resolver incógnitas como: ¿qué lugar ocupa el ser humano en el universo? ¿Hasta qué punto somos corrientes, normales? ¿Dónde está el límite de nuestras capacidades? ¿Qué logros podemos alcanzar?"
(Frank D. DRAKE, "Inteligencia extraterrestre: la importancia de la búsqueda", en El Universo de Carl Sagan, Madrid: Cambridge University Press, 1999, p. 107)

  • "LA CIENCIA HA CRECIDO TANTO que no hay cerebro que pueda acomodar ni siquiera una fracción moderada de la vasta masa de conocimientos que se conserva impresa y en disco. (...) La mayoría de los científicos se especializa en subdivisiones de su tema principal y tienen un reducido conocimiento real de otras áreas, no digamos ya de otras disciplinas. Pero la comprensión científica es otro asunto. Cuando se lee o se oye hablar de ciencia uno puede permitirse olvidar, en defensa propia, la mayor parte de los detalles que aparecen, pero experimenta nuevos atisbos, reconoce nuevas relaciones entre las cosas y aprende nuevas pautas de pensamiento y de lógica. Nuestra percepción del mundo en que vivimos cambia para siempre, y mejora nuestra conciencia del lugar que ocupamos en él. La comprensión científica cambia vidas. Es (o puede ser) una experiencia cultural tan valiosa, formativa y amena como absorber una gran obra artística o literaria"
(John POSTGATE: Las fronteras de la vida, Barcelona: Crítica (Grijalbo Mondadori), 1995, p. 8)

----------------------------------
  • "LA ASTROBIOLOGÍA ES UNA NUEVA CIENCIA QUE SURGE de la necesidad de investigar el origen, presencia e influencia de la vida en el Universo. Hace suyas viejas preguntas; por ejemplo: ¿Cómo surgió la vida sobre la Tierra? ¿Existe o ha existido en otros cuerpos del Sistema Solar? ¿Es la vida un fenómeno poco común o es frecuente su presencia en el Universo?Y genera nuevas preguntas: ¿Existe un nexo de unión entre el origen del Universo y el origen de la vida? ¿Es la vida una consecuencia de la evolución del Universo? ¿Existen principios generales de la evolución de la materia viva?Las respuestas a estas preguntas no provendrán de ninguna disciplina particular, sino del esfuerzo combinado de muchas de ellas. A la interacción de todas esas disciplinas: física, geología, química, biología, ingeniería, etc., que surge para dar respuesta a estas cuestiones, la llamamos Astrobiología."(CAB, 2007)
  • "LA ASTROBIOLOGÍA ES, DESDE SU MISMO ORIGEN, INTERDISCIPLINAR. Relaciona ciencias tales como la astronomía, la astrofísica, la biología, la química, la geología, la informática, la antropología y la filosofía, entre otras. La esencia del estudio astrobiológico es compartición del conocimiento y la cooperación entre saberes que hasta el momento no se interrelacionaban" (CAB, 2008).
  • "LA ASTROBIOLOGÍA ES, DESDE SU MISMO ORIGEN, TRANSDISCIPLINAR. Relaciona ciencias tales como la astronomía, la astrofísica, la biología, la química, la geología, la informática, la antropología y la filosofía, entre otras. La esencia del estudio astrobiológico es el análisis de problemas científicos desde el punto de vista de varias disciplinas independientes con sus propios métodos y aproximaciones. Esto es especialmente útil en el caso de fenómenos históricos como la vida, en los que subyacen bases simples como la física y la química que se manifiestan de forma compleja como la biología" (CAB, 2011).
("Astrobiología", Centro de Astrobiología (CAB: CSIC-INTA-NASA, Madrid, España))

* Adviértase cómo en las sucesivas actualizaciones realizadas por el CAB desde 2008 de la presentación de la astrobiología en su web, aparecen ya expresamente mencionadas la filosofía y la antropología, a la vez que se reconoce implícitamente la necesaria colaboración entre las ciencias naturales y humanas en este campo, y se abre paso el término "transdisciplinariedad"Nos satisface comprobar que el esfuerzo da fruto.


De izquierda a derecha: Ricardo Amils (Catedrático de Microbiología de la Universidad Autónoma de Madrid y Experto en Microbiología y Biología Molecular de extremófilos, asociado al Centro de Astrobiología), Javier Gómez-Elvira Rodríguez (Director del Centro de Astrobiología) y Roberto Aretxaga-Burgos
---------------------------------
  • "LA ASTROBIOLOGÍA ES UN ÁREA QUE TIENDE PUENTES entre las ciencias biológicas, las físicas y la ingeniería. Es por tanto un campo de estudio transdisciplinar, que la convierte en un modelo ideal para comunicar al público distintos aspectos CTS.Su atractivo básico está íntimamente relacionado con las grandes cuestiones metafísicas que plantea: ¿Es la Vida una consecuencia de la evolución del Universo? ¿Surgió en la Tierra por casualidad o se trata de un fenómeno frecuente? ¿Existe vida fuera de la Tierra? ¿Cuál es el futuro de la Vida en nuestro planeta? Dilucidar estas y otras preguntas requiere responder previamente a la pregunta básica ¿Qué es la Vida?
    Este crisol de disciplinas que es la Astrobiología resulta de sumo interés porque algunos de los problemas que aborda tienen que ver con el atractivo polo del origen y la extinción. Cuestiones como el origen del Universo, de los elementos básicos para la Vida, de la Vida misma, o la extinción masiva de especies biológicas, como los dinosaurios, reclaman la atención del público general.
    La Astrobiología es un magnífico campo en el que mostrar en acción las complejas interacciones entre la ciencia y la tecnología, además de los aspectos metodológicos de la investigación científica. El método por excelencia de la Astrobiología es el de la inferencia a partir de indicios, del que tanto gustaba valerse el famoso detective británico Sherlock Holmes. Esta particularidad, sumada al inherente interés de los tópicos que estudia, la convierte en una excelente materia para su tratamiento narrativo y para la creación de metáforas y analogías de indudable valor divulgativo, heurístico y cognitivo."
(Miguel ALCÍBAR CUELLO, Centro de Astrobiología (CSIC-INTA). Resumen de la intervención "Astrobiología y la comunicación integral de la ciencia y la tecnología" (II Congreso Iberoamericano de Filosofía de la Ciencia y la Técnica, La Laguna, Tenerife, España, 26-30/09/2005)

  • "COMO TAL, LA EXOBIOLOGÍA DESCANSA SOBRE LA INTERSECCIÓN de áreas tan tradicionales como la geología, la astronomía, la ciencia planetaria, la química y la biología. Se trata, por tanto, de una rama interdisciplinar que toca todos los aspectos de la ciencia. Y, dadas las implicaciones de los resultados arrojados por la búsqueda de vida extraterrestre, también guarda relación con cuestiones que por lo general conciernen a la filosofía, la teología y otros campos del saber que no suelen formar parte de las ciencias naturales".
(Bruce JAKOSKY, La búsqueda de vida en otros planetas, Madrid: Cambridge University Press, 1999,p. 14)

  • "QUESTION: Where do you think philosophers fit under the astrobiology umbrella? Do you think philosophy is a key aspect of astrobiology? Yes, there is a role for philosophy in astrobiology. One major question deals with the definition of life and with the criteria that make sense for the detection of extraterrestrial life. Another concerns the ways society would react to the discovery of extraterrestrial life. There are also ethical issues concerning the export of life from Earth to other worlds, and the nature of our obligation to preserve alien environments. One interesting book that discussed some of these issues is "Science, Society, and the Search for Life in the Universe" by Bruce M. Jakosky".
(David MORRISON, NAI Senior Scientist, "Ask An Astrobiologist". Astrobiology: Life in the Universe (NASA), November 28, 2008)

  • "EL ESTUDIO DEL ORIGEN Y EVOLUCIÓN DE LA VIDA es claramente multidisciplinar, implicando a todas las Ciencias de la Naturaleza y la Filosofía"
(Manuel VÁZQUEZ ABELEDO; Eduardo MARTÍN GUERRERO DE ESCALANTE, La búsqueda de vida extraterrestre, Madrid: McGraw-Hill/Interamericana, 1999, p.1)

  • "ESTIMAMOS QUE ESTA POSICIÓN HA ABIERTO UN FRUCTÍFERO DIÁLOGO entre científicos, filósofos y teólogos. Como hemos tratado de demostrar en este trabajo, independientemente de la rama de la cultura que practiquemos, todos nosotros estudiamos cuestiones relativamente vecinas. Estos pasos recientes de acercamiento entre las culturas, las cuales una vez estuvieron aparentemente muy alejadas, sólo puede reforzar el ya considerable florecimiento del estudio integrado del origen, evolución, distribución y destino de la vida en el Universo, temas ya reunidos en la nueva ciencia de la astrobiología; ella invita a un diálogo constructivo e interdisciplinario entre las ciencias y las humanidades."
(Julián CHELA FLORES, "La astrobiología, un marco para la discusión de la relación hombre-universo", Principia (Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado, Barquisimeto, Venezuela), 18 (2001)

  • "Y AHÍ RESIDE LA BELLEZA DE LA ASTROBIOLOGÍA, que para intentar dar respuesta a alguna de estas preguntas, para avanzar en la esencia de lo que es la vida utilizando el método científico, se requiere una colaboración efectiva entre especialistas de muy diversos campos. En otras palabras se requiere transdisciplinariedad. Cada una de estas preguntas requiere para un adecuado abordaje la participación activa de biólogos, físicos, geólogos, matemáticos, ingenieros, filósofos..., es decir el tipo de ciencia que se hacía hace años y que destrozamos en nombre de la superespecialización."
(Ricardo AMILS. Prólogo1º al libro de A. González Fairén, Astrobiología. Madrid: Equipo Sirius, 2004, p. 13)
  • "-¿QUÉ PAPEL JUEGA LA FILOSOFÍA EN ESTA BÚSQUEDA continua de conocimientos sobre la vida?
    -Los argumentos filosóficos te permiten tener coherencia lógica en los argumentos y juega un papel muy importante a la hora de abrir nuevas fronteras."


Roberto Aretxaga-Burgos
Miembro del Comité de REDESPA

3. CONTRIBUCIONES DE ROBERTO ARETXAGA BURGOS

La VII CONFERENCIA DE TRIESTE SOBRE LA EVOLUCIÓN QUÍMICA Y EL ORIGEN DE LA VIDA ESTUVO DEDICADA A LA ASTROBIOLOGÍA: Seventh Trieste Conference on Chemical Evolution and Origin of Life: Life in the Universe: From the Miller Experiment to the Search for Life on Other Worlds. El evento reunió a 118 científicos e investigadores de 28 países, posibilitando el encuentro y el intercambio de puntos de vista entre personas de diferente formación y procedencia académica.

En la fotografía (de derecha a izquierda): Frank Drake (astrónomo, SETI Institute), Julian Chela-Flores (físico y matemático, ICTP/IDEA) y el autor de este blog, Roberto Aretxaga Burgos (filósofo, Universidad de Deusto) departiendo en el Lecture Room del Centro Internacional Abdus Salam de Física Teórica (ICTP-UNESCO, Trieste, Italia), el 19/09/2003.
J. Chela-Flores y Frank Drake han colaborado en la Serie "Astrobiología y Filosofía" (IV), de la revista Letras de Deusto (Universidad de Deusto, Bilbao)

En este apartado encontrarás las contribuciones que voy realizando al tema que nos ocupa. Podrás obtener más información, o acceder a su contenido, pinchando sobre el texto coloreado correspondiente.


3.1. INTERVENCIONES TEMÁTICAS EN FOROS DIVERSOS

- Seventh Trieste Conference on Chemical Evolution and Origin of Life: Life in the Universe: From the Miller Experiment to the Search for Life on other Worlds, organizada por The Abdus Salam International Centre for Theoretical Physics (ICTP), CNR, NASA, ESA, NAI, et al. Celebrada en el ICTP, Trieste (Italia), 15-19/09/2003. Oral Contribution (por invitación): "Astrobiology and Biocentrism".

- “VI Jornadas de Hispanismo Filosófico”, organizadas por la Asociación de Hispanismo Filosófico y la Universidad Complutense de Madrid, celebradas en la UCM, Madrid, 10-12/09/2003. Ponencia: "Interés filosófico de la astrobiología. Una perspectiva orteguiana".

- Congreso Internacional “Humanismo para el Siglo XXI”, organizado y celebrado en la Universidad de Deusto, Bilbao, 4-7/03/2003. Comunicación: "La ciencia astrobiológica; un nuevo reto para el Humanismo del siglo XXI".

- ENTREVISTA sobre astrobiología y vida extraterrestre en el programa de divulgación científica "A Hombros De Gigantes" (Radio Nacional de España - Radio 5), el 18/07/2008

- DECLARACIONES a Radio Nacional de España (RNE) con ocasión de la visita de Frank Drake a Barcelona (05/06/2008)

- "II Seminario de Astrobiología en el Perú". Ciclo de Conferencias organizado por la Asociación Peruana de Astrobiología (ASPAST), Red Peruana de Divulgadores Científicos, American Pontifical Catholic University (APCU), Museo de Historia Natural del Perú y Universidad Las Américas (27-28/03/2015). Conferencia: "Filosofía de la Astrobiología: el estado de la cuestión" (28/03/2015, Auditorio de la Universidad Las Américas, 15:00 h-16:00 h. Por invitación).



Stanley Miller (izquierda) y Roberto Aretxaga-Burgos (en el Hall del Lecture Room, Main Building, ICTP/UNESCO, el 19/09/2003, durante la Seventh Trieste Conference on Chemical Evolution and Origin of Life).


Stanley Miller falleció el 20 de mayo de 2007, a los 77 años de edad.
Descanse en paz.

IN MEMORIAM
STANLEY MILLER (1930-2007) realizó en 1952 un experimento (publicado en 1953) que marcaría una nueva etapa en los estudios científicos sobre el origen de la vida. Basándose en teorías como la de Oparin y Haldane, Miller mezcló en condiciones de laboratorio una serie de sustancias químicas y las expuso a la influencia de corrientes eléctricas, simulando así las condiciones primitivas de la Tierra. El resultado no fue la vida, pero sí la aparición en el matraz de elementos básicos para su existencia (prebióticos). Este experimento fue el origen de la química prebiótica y el fundamento experimental de la astrobiología.
La astrobiología ha vuelto a llamar la atención sobre los trabajos de Miller interesándose recientemente por otros dos experimentos suyos (inéditos en este caso), cuya revisión actualizada (2007/2008) ha proporcionado datos soprprendentes y de gran interés para este campo. En marzo de 2011 una revisión de otro experimento de Miller ha arrojado nuevos datos sobre el origen de la vida.


3.2. PUBLICACIONES SOBRE EL TEMA

Capítulos de libros
  • “El sentido astrobiológico de la vida en la Tierra: sus bases científicas, paradigmas y desafíos” (en colaboración con Lozada-Chávez, I., Universidad de Leipzig & Instituto Max Planck), en Los paradigmas de la astrobiología (en prensa). (Por invitación).
  • "La ciencia astrobiológica. Un nuevo reto para el humanismo del siglo XXI", en Humanismo para el Siglo XXI. Congreso Internacional (CD Rom), Bilbao: Universidad de Deusto, 2003. También en: ARETXAGA, Roberto y CHELA FLORES, Julián "Astrobiología y Filosofía (II)", Letras de Deusto (Universidad de Deusto, Bilbao), nº 110, vol. 36 (2006), pp. 12-20. Edición electrónica en Cibernous (2003).

Artículos en revistas
  • "Presentación", "El enigma de la vida: azar y necesidad en astrobiología" y "Dos textos inéditos de Pierre Teilhard de Chardin sobre la pluralidad de mundos habitados", en ARETXAGA-BURGOS, R. et al., "Astrobiología y Filosofía (IV)" ,Letras de Deusto (Universidad de Deusto, Bilbao), nº 134, Vol. 42 (2012), pp. 17-22, 76-105 y 121-125 respect.
  • “Interés filosófico de la astrobiología. Una perspectiva orteguiana”. Parte segunda de la ponencia “Dos contribuciones para un futuro filosofar hispánico” presentada en las VI Jornadas de Hispanismo Filosófico (2003), organizadas por la Asociación de Hispanismo filosófico y la Universidad Complutense de Madrid.

Traducciones al español
  • Seckbach, Joseph; Westall, Frances; Chela-Flores, Julian : "Introduction to Astrobiology", en Journey to Diverse Microbial Worlds: Adaptation to Exotic Environments (Vol. 2 de la serie Cellular Origin and Life in Extreme Habitats (COLE). Selección y traducción al español: "Introducción a la Astrobiología" (Cibernous 2002).

Recensiones
Ediciones electrónicas:
* Cibernous (2002)
Ediciones electrónicas:
* Cibernous(2002)


Santiago Pérez-Hoyos (derecha) y Roberto Aretxaga-Burgos (en el interior de la cúpula del Observatorio Astronómico de Bilbao, junto al telescopio principal, 23/11/2011)
Santiago Pérez-Hoyos es miembro del Grupo de Ciencias Planetarias de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea y responsable del Observatorio Astronómico Aula Espazio Gela. Actualmente participa, junto con Agustín Sánchez Lavega, (UPV/EHU) en el instrumento MEDA (Mars Environmental Dynamics Analyzer), que portará el rover de la misión Mars 2020 (NASA)
Santiago Pérez-Hoyos ha colaborado en la Serie "Astrobiología y Filosofía" (IV) de la revista Letras de Deusto (Universidad de Deusto, Bilbao), 


Roberto Aretxaga-Burgos